LIMA, 21 DE SETIEMBRE DE 2021 Antapaccay: “Nuestra rentabilidad social nos permite mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos”

A fin de generar rentabilidad social en beneficio de sus áreas de influencia, la empresa minera Antapaccay actualmente cuenta con tres mecanismos de inversión, con participación activa de las autoridades y representantes de las comunidades, según detalló Artemio Pérez Pereyra, gerente Gestión Social y Asuntos Institucionales, durante su presentación en la jornada de conferencias denominada “Propuestas para el competitivas y sostenibles para el desarrollo del Perú”, de Rumbo a PERUMIN, evento de antesala a la cónclave minero más importante del Perú.

Uno de los mecanismos por el que apuesta Antapaccay es el Convenio Marco, a través del cual ha aportado el 3% de las utilidades de la compañía en proyectos para la provincia de Espinar y sus ocho distritos. Desde que su ejecución hasta la fecha, se han destinado S/ 420 millones en 1,058 proyectos.

La segunda modalidad consiste en convenios y acuerdos directos suscritos con las comunidades del área de influencia directa. Solo en el año 2020, la empresa logró invertir más de S/ 25 millones en proyectos con distintos fines sociales.

Antapaccay cuenta también con participación en Obras por Impuestos (OxI). A través de esta modalidad, ha coordinado con el Gobierno nacional, regional y local para destinar S/ 32.6 millones en la ejecución de cuatro proyectos.

Rentabilidad social aplicada a las áreas de influencia

“Nuestra rentabilidad social permite atender sectores clave para mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos, tales como la educación, la salud, el desarrollo económico y productivo, y proyectos de infraestructura hídrica”, contó el representante de la compañía minera.

En el ámbito de la educación, Antapaccay puso en marcha el proyecto CREE para invertir más de S/ 15 millones con resultados alentadores en habilidades matemáticas y comprensión lectora de los estudiantes locales, desempeño sobresaliente en la Olimpiada Nacional Escolar de Matemática y posicionando a Espinar como la tercera provincia con mayor número de ingresantes a los Colegios de Alto Rendimiento (COAR).

En tanto que, en el rubro de la salud, contribuyó con la construcción del Hospital de Espinar a partir de una inversión de S/ 8.2 millones, e implementó un área diferenciada para el tratamiento de pacientes COVID-19, con los respectivos equipos médicos y de laboratorio y una ambulancia tipo III.

Respecto al enfoque de desarrollo económico y productivo, invirtió S/ 8 millones para una planta de lácteos de Espinar, siendo la única en la región Cusco con certificación HACCP y beneficiando actualmente a más de 400 productores. De igual manera, destinó S/ 11 millones en una planta de fibra y lana en beneficio de más de 1,500 productores.

“Apoyamos con proyectos de infraestructura hídrica para la irrigación de más de 3,000 hectáreas y hemos ampliado la capacidad de tratamiento de agua potable para Espinar pasando de 15 a 55 litros por segundo. Adicionalmente, contamos con un proyecto en cartera de agua y saneamiento bajo la modalidad de OxI, se encuentra en fase de revisión del expediente técnico y tiene una inversión de S/ 170 millones”, dijo Artemio Pérez Pereyra.

Responsabilidad laboral y tributaria

A la fecha, Antapaccay ha generado 5,000 puestos de trabajo y el 40.5% de la fuerza laboral está conformada por más de 2,000 habitantes de Espinar. Generó también oportunidades de trabajo para más de 50 proveedores locales, los cuales han facturado S/ 869 millones desde el 2015 y más de S/ 133 millones en el año 2020, a pesar de los embates de la pandemia.

Por otra parte, el ejecutivo detalló que la empresa minera tiene compromiso con el país y es responsable con el cumplimiento de los tributos. Es por eso que ha pagado al Estado más de US$ 688.6 millones en impuesto a la renta entre los años 2013 y 2020, permitiendo que la región Cusco reciba un total de US$ 344.3 millones por concepto de canon minero. Aparte de ello, ha aportado con US$ 228.3 millones en regalías mineras.

Gestión ambiental

Al cierre de su presentación, Artemio Pérez Pereyra destacó que Antapaccay cumple con las normas y estándares exigidos por la legislación peruana y es continuamente supervisada y fiscalizada. Además, reutiliza el 79% del agua empleada para la operación y ha rehabilitado 567 hectáreas de terrenos con cobertura vegetal como parte del plan de cierre de mina.

“Somos una operación minera de clase mundial asentada en la región Cusco y uno de los principales productores de cobre en el Perú. Iniciamos operaciones en noviembre del 2012 y contamos con recursos que superan los 1,000 millones de toneladas, con una ley de 0.49%. En definitiva, Antapaccay posee reservas para 20 años de producción aproximadamente”, finalizó.

Boletín PERUMIN 35

Ingresa tu email

Gracias por regístrate. En breve recibirás nuestros boletines.

Has ingresado desde otro dispositivo

Cierra la otra sesiòn para poder continuar