ESPECIAL RUMBO A PERUMIN

Rumbo a PERUMIN | 99 demanda real de metales base, motivada por el crecimiento de la economía verde, el compromiso de muchos países para disminuir el uso de combustibles fósiles, la demanda de autos eléctricos y las necesidades de China. Entonces ¿qué debemos hacer para subirnos a esa ola? En primer lugar, tenemos que entender que la minería es una industria de largo aliento, de gran gasto de capital, de desafíos de ingeniería, y que cada año, cada década que pasa, el reto es mayor. Los yacimientos se van haciendo de más difícil acceso, las leyes van bajando y hay que entrar a zonas más profundas. No debemos olvidar que la minería es una industria de riesgo, de intenso gasto de capital, una actividad que va cambiando, que trabaja en entornos competitivos y, por todo ello, a lo mejor esos proyectos de exploración o en nivel de prefactibilidad que se ponen en los portafolios no van a poder realizarse. Para que un proyecto de exploración se ejecute, este tiene que pasar muchos gates, muchas condiciones, para que los directorios los aprueben. Hay que contextualizar esos proyectos en el futuro. Solo así podremos entender cuán factible es su realización y cuánto beneficio podremos derivar de ellos. Recién entonces podremos discutir los temas impositivos. Si empezamos a discutir sobre proyectos de un futuro que a lo mejor no se concreta, estaremos dividiendo

RkJQdWJsaXNoZXIy MTM0Mzk2