ESPECIAL RUMBO A PERUMIN

Rumbo a PERUMIN | 49 rentes proyectos de desarrollo para la región. De esta manera, se logró que el pago hecho por Antamina al Gobierno peruano al entrar en producción fuera derivado a favor del desarrollo de todos estos proyectos, que ya habían significado una inversión importante. Hoy, 20 años después, vemos como Antamina es un actor importantísimo del desarrollo de Áncash. La piedra fundamental de todo el proceso antes mencionado fue el respeto mutuo entre los actores, para lo cual se invirtió en un importante esfuerzo comunicacional que permitió afianzar la relación. La política fundamental fue el cumplimiento de nuestros compromisos, lo que a su vez se tradujo en confianza; elemento que hoy precisamente nos hace falta para superar retos y sentar las bases de un crecimiento que favorezca el desarrollo de todos los peruanos. La verdadera rentabilidad social, la contribución al desarrollo personal y colectivo de nuestro entorno social, al de nuestros colaboradores y sus familias, debe traducirse al nivel regional. No es posible que persista el desfase en los servicios de salud y educación en regiones mineras importantes, pues se comienza a cuestionar a la empresa. La sociedad tiene que reflexionar sobre la real falta de capacidad de gestión del aparato público para invertir adecuada y correctamente los recursos que el país tiene, en esos servicios básicos que el pueblo con justicia reclama. Como empresarios, nos corresponde reclamarle al Estado que adopte las medidas de reingeniería necesarias para optimizar su capacidad de gestión en beneficio de todos.

RkJQdWJsaXNoZXIy MTM0Mzk2