ESPECIAL RUMBO A PERUMIN

Rumbo a PERUMIN | 45 En este contexto, cuidaremos de que los recursos que provienen del canon minero y de la inversión pública sean destinados a proyectos que generen dinamismo económico, puestos de trabajo y mejoras en las condiciones de vida de la población; motivo por el cual se tendrá que diseñar un plan de desarrollo concertado, sobre la base de aquellos consensos que la sociedad incorpore como suyos, con el fin de contar con inversiones que beneficien a una, dos o más generaciones. En cuanto a la micro y pequeña minería, será importante trabajar un régimen especial, tanto legal como tributario, desde el Gobierno central, lo cual implica desburocratizar la intervención del Estado. No es posible que para autorizar una actividad minera existan 140 requisitos por cumplir. Si todos estamos llamados a ofrecer nuestro aporte en el objetivo común de lograr la sostenibilidad de las actividades vinculadas a la extracción de recursos naturales —en especial, de la minería—, trabajemos juntos por lograr un mundo mejor, más reconciliado, donde el centro de nuestra actuación sea el ser humano.

RkJQdWJsaXNoZXIy MTM0Mzk2