ESPECIAL RUMBO A PERUMIN

178 | Rumbo a PERUMIN que hay potencial para extender esta operación de clase mundial que otorgará una producción rentable de oro por muchas décadas. Además de extender la vida de las operaciones en Perú, el proyecto nos otorga una oportunidad para diversificar el perfil de la empresa con una combinación de 50% de oro, 10% de plata y 40% de cobre. En adelante, Yanacocha será conocida como una mina de cobre, tanto como ha sido reconocida en el pasado como una unidad aurífera. Esto resulta particularmente significativo, por cuanto el cobre se constituye en un metal de importancia crítica en un mundo que cambia hacia una economía de baja energía. En el 2020 hemos continuado con los trabajos de factibilidad, que incluyen ingeniería avanzada, y estamos utilizando capitales para definir modelos geológicos, casuísticas y la instalación de infraestructura. Hasta el 2022, Newmont invertirá por lo menos US$ 500 millones para avanzar actividades como ingeniería de detalle, movimiento de tierras y desarrollo de las instalaciones de construcción. La primera fase de este proyecto se enfoca en el tajo abierto de Yanacocha Verde, para poder tener acceso a los sulfitos con el desarrollo de Chaquicocha, la primera mina subterránea en el área. En las fases 2 y 3, esta unidad alimentará la planta de procesamiento que va a extender por décadas la vida de la mina, de manera similar a lo que ocurre con muchas productoras de cobre a nivel global. Una vez que el proyecto reciba la aprobación de fondos, se estima que tendrá un desarrollo de tres años y una producción promedio de alrededor de las 500 000 onzas de oro durante los primeros cinco años.

RkJQdWJsaXNoZXIy MTM0Mzk2