ESPECIAL RUMBO A PERUMIN

172 | Rumbo a PERUMIN año a año, los vamos posponiendo. Recuerdo haber visto esa lista por primera vez el 2018, pero todo lo que se percibe, reitero, es aplazamiento. Algo no está funcionando, y ahí es donde el Gobierno tendría que incidir. La segunda dirección hacia la que debemos apuntar tiene que ver con la competitividad del sector. Esta puede haberse erosionado en aspectos geológicos, de costos o de infraestructura a lo largo de los años, pero tenemos que hacer algo para recuperarla. Nuevamente, las iniciativas están sobre la mesa desde hace tiempo. Cuando era ministro, sacamos un plan de competitividad en el que se establecía la ventanilla única digital para el sector minero, propuesta que no llega a concretarse hasta ahora. Se plantearon, en ese entonces, siete hitos para concretar la ventanilla única digital; cumplimos con el primer hito que consistió en sacar una resolución que creaba formalmente la ventanilla y, desde entonces, no se ha avanzado nada más. ¿Cuál fue el motivo? La pandemia no debería serlo porque mucho de ese trabajo es de escritorio, sobre todo al inicio. El retraso tiene que ver con la continuidad de las políticas y con el hecho de que cada vez que cambia el liderazgo en los ministerios, lamentablemente también se modifican las políticas y las prioridades, y los esfuerzos hechos desaparecen. Ojalá el nuevo ministro pueda recuperar el plan y ponerlo en práctica, porque se trata de un tema sobrediagnosticado y necesitamos continuar en esa dirección. En la última parte de este comentario deseo reflexionar sobre lo que vamos a hacer con las importantes cantidades de dinero que recibirá no solo el Gobierno cenNecesitamos un enfoque territorial, en contraposición con el puramente sectorial, que permita definir claramente cuáles son las necesidades”.

RkJQdWJsaXNoZXIy MTM0Mzk2