ESPECIAL RUMBO A PERUMIN

Rumbo a PERUMIN | 171 En segundo lugar, la carga tributaria que existe para el sector es de las más altas y seguir aumentándola puede tener efectos negativos en la competitividad, más allá de los problemas por heterogeneidad. Además, si con el esquema actual se pueden recaudar S/ 70 u 80 mil millones en los próximos cinco años, cualquier cambio o ajuste solo tendría un impacto marginal. Lo que se necesita en el país es una reforma tributaria que genere ingresos permanentes y no cambios que se basen en situaciones coyunturales o transitorias, como puede ser el aumento del precio de los minerales. De otro lado, anunciar cambios tributarios coyunturales sin ser muy precisos es una pésima señal, que va en contra de cualquier esfuerzo a favor de la inversión. Más allá de cualquier efecto marginal positivo, el efecto negativo que significa estar anunciando cambios tributarios en función de una coyuntura muy particular no responde a un análisis riguroso de costo beneficio. El problema no va por ahí. Si se quiere recaudar más, lo que hay que hacer es aumentar la inversión y la cantidad de minas que existen en el país. Hace tres años que se habla de US$ 50 000 millones en inversiones mineras potenciales, pero estas no se concretan. Ahí hay una gran tarea de política minera, que no es fácil de hacer. Hace tres años que los proyectos son los mismos y,

RkJQdWJsaXNoZXIy MTM0Mzk2