ESPECIAL RUMBO A PERUMIN

Rumbo a PERUMIN | 155 dencias con muchísimo interés, y lo que vemos es que Perú no se compara favorablemente con Australia, los Estados Unidos o con Chile en términos de la estabilidad social de sus principales productores mineros. ¿Y qué se puede decir de los encadenamientos productivos del sector? Sin duda, hay un tema importante ligado a la construcción y el sostenimiento de minas, inversiones que han representado casi US$ 5 000 millones al año durante la última década. Mucho de estos gastos van a empresas peruanas de alta calidad, que manejan exploración, ingeniería, construcción, equipamiento, logística, transporte y otros servicios. Si la minería peruana perdiera competitividad, las primeras en verse afectadas serían estas empresas, porque cuando se va la inversión desaparecen esos flujos. No obstante, muchas de las minas existentes pueden continuar operando por un tiempo en diferentes escenarios. Perú ha mantenido una competitividad valorable y cuenta con mucho potencial para atraer inversión, sin embargo, las tendencias en costos y rendimientos hoy no son favorables. Como resultado, la factibilidad de los proyectos dependerá cada vez más del régimen fiscal y de la percepción de riesgo, factores muy complejos, pero que son controlables. El marco político y de estabilidad tributaria que provea el Gobierno será determinante. No es suficiente comparar la tasa de los impuestos y las regalías fuera de contexto, hay que ver la carga fiscal completa, para lo cual se pueden usar métricas diferentes. Lo que nosotros tenemos es un análisis preliminar de Por comparación con otros países, el Perú sí cuenta con algunas ventajas, pero hay que balancear esto con la carga fiscal”.

RkJQdWJsaXNoZXIy MTM0Mzk2