ESPECIAL RUMBO A PERUMIN

154 | Rumbo a PERUMIN mundiales. Comparado con Chile, Brasil y los Estados Unidos, se puede ver que Perú ya no es tan competitivo como antes. Si hablamos de proyectos futuros que compiten por la inversión, diremos que Perú otra vez se ubica hacia la mitad de la curva de costos, más alto que algunos otros países de la región que están buscando desarrollar sus sectores mineros. Otro factor importante es el costo de capital, el Capex que se requiere por tonelada de cobre, respecto de lo cual Perú se ubica cerca de los más costosos, entre los más intensivos en Capex a nivel mundial. Cuando hablamos de costos de operación o de capital, es importante considerar la calidad del mineral. Si bien Perú ha disfrutado de dos décadas de preeminencia global por sus leyes de cobre —lo que ha generado costos de operación y de intensidad de capital muy competitivos—, ahora los proyectos futuros se encuentran en línea con los promedios globales. Vale decir, esta ventaja ya no existe para el Perú. Los yacimientos con leyes de mineral muy alto han sido explotados y eso tiene un impacto muy fuerte en la competitividad. Perú está en posición intermedia, pero un poco más bajo que Argentina, Ecuador y otros países muy atractivos como República Democrática del Congo. Los inversionistas consideran el riesgo cuando estiman el retorno de sus inversiones potenciales. En el país, algunas zonas y activos están más afectados que otros, pero todos tienen que mejorar su rendimiento ambiental y social para establecer más confianza con las comunidades. Los inversionistas miran estas ten-

RkJQdWJsaXNoZXIy MTM0Mzk2